Mantenimiento del colchón

Mantenimiento del colchón: Recomendaciones para prolongar su vida útil

Puede que hayas estado pasando tiempo e invertido una cantidad de dinero importante en la compra del colchón adecuado para ti y ahora te estás preguntando: ¿cómo preservo mi colchón en buenas condiciones el mayor tiempo posible?. Haciendo un buen mantenimiento del colchón no sólo le prolongarás su vida útil si no que también mejorarás tu calidad del sueño, noche tras noche.

A continuación te ofrecemos una serie de recomendaciones para el mantenimiento del colchón:

1. Utiliza una funda para colchones.

Incluso si eres cuidadoso y evitas ensuciar el colchón con salpicaduras y manchas, debes usar una funda de colchón de alta calidad para mantener el colchón limpio y protegido. Se recomienda un protector de colchón impermeable de alta calidad ya que se encargará de mantener tu colchón seco y limpio. Una buena forma de proteger el colchón contra los ácaros es con una funda de colchón de algodón 100%.

2. Limpia regularmente el colchón

Debería aspirarse o, en su defecto, cepillar con un cepillo no abrasivo el colchón con cierta regularidad. Con esto evitaremos la acumulación, de células de la piel muertas, polvo, moho, etc que pueda causar deterioros en el colchón.

También es necesario lavar con regularidad tanto la ropa de cama (1 vez a la semana): sábanas, almohadones, etc. como la funda protectora del colchón (1 vez cada 2 semanas) en caso de que la tenga. Puedes ver las consecuencias de no hacerlo aquí: Esto es lo que pasa si no cambias tus sábanas.

3. Mantén el colchón seco

Uno de los factores que más deterioro causa en un colchón es la humedad. Algunos colchones, como los colchones de muelles, tienen una mayor capacidad de transpiración debido a su interior relativamente hueco que permite la circulación del aire. Otro tipo de colchones como los colchones de viscoelástica o los colchones de látex no tienen esa capacidad, ya que su interior es un bloque compacto que no favorece la ventilación.

Para evitar la acumulación de humedad, hay que ventilar todos los días durante un rato la habitación abriendo las ventanas para que se renueve el aire. En ambientes con humedad excesiva, es aconsejable utilizar un deshumidificador.

Si tu colchón se ha mojado, retira toda la ropa de cama y trata de ventilarlo, también puedes emplear un secador.

Aspira y ventila el colchón con regularidad
Aspira y ventila el colchón con regularidad

4. Trata de limpiar las manchas rápidamente

Si tu colchón está manchado, actúa cuanto antes para minimizar el daño. Dependiendo del tipo de manchas, hay diferentes recomendaciones sobre la eliminación de manchas de los colchones. Ya que los colchones están hechos de diferentes materiales, lo mejor es siempre consultar con el fabricante del colchón para un asesoramiento específico sobre la eliminación de manchas. Más información sobre la limpieza de colchones: Cómo limpiar un colchón.

5. Reduce al mínimo los olores

Con el tiempo es posible que tu colchón comience a retener ciertos olores. Por ejemplo, olores de mascotas, humo de cigarrillo, perfumes y productos para el cabello, etc. Además de lavar la funda del colchón regularmente junto con la otra ropa de cama, a veces se recomiendan otras acciones como, por ejemplo, rociar el colchón muy ligeramente con bicarbonato de sodio y luego limpiar con la aspiradora.

6. No quites la etiqueta del colchón

Aunque es tentador, no se debe quitar la etiqueta del colchón. Además de que puede ser necesaria para ejercer el derecho de garantía, la etiqueta del colchón también incluye información útil como detalles sobre el modelo de colchón, instrucciones de lavado, etc.

7. Programar el volteo y rotación del colchón

Normalmente, los colchones están compuestos por un núcleo y una serie de capas como puedes ver aquí: tipos de colchones según su estructura. Estas capas son de materiales como: látex, viscoelástica, poliéter, etc. que van compactándose con el paso del tiempo. Para que este proceso de compactación sea homogéneo el colchón debe rotarse (cambiar la cabeza para los pies y viceversa) y voltearse (cambiar la cara del colchón si se trata de un colchón de 2 caras) cada cierto tiempo.

Nuestra recomendación es: en colchones nuevos, digamos de menos de 1 año, hacer una rotación o volteo como mínimo una vez al mes, después con hacerlo una vez cada 3 meses. No es necesario obsesionarse con esta cuestión, pero cuanto más rotemos y volteemos el colchón mejor.

La rotación y el volteo puede hacerse de forma alterna, primero un volteo, después una rotación, después otro volteo, etc, tal como se indica en la imagen inferior.

Mantenimiento del colchón. Cómo voltear y rotar el colchón
Cómo voltear y rotar el colchón

8. Recuerda, los colchones son para dormir

Saltar sobre un colchón, flexionarlo o torcerlo, son acciones que pueden deteriorar el colchón. Saltando sobre el colchón puede dañar fácilmente el somier y el colchón. Doblar o torcer un colchón durante su traslado tampoco se recomienda. Si necesitas mover el colchón, transpórtalo en posición horizontal con al menos dos personas sujetándolo.

Conclusión

Cuando compras un colchón estás haciendo una compra muy importante y deberías hacer todo lo posible por conservarlo en óptimas condiciones el mayor tiempo posible. Con un buen mantenimiento del colchón, utilizando una funda protectora, limpiándolo regularmente, y siguiendo las recomendaciones específicas del fabricante, tu colchón durará más y tendrás una mejor calidad del sueño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¡Gracias por comentar!. Al enviar tu comentario estás aceptando nuestra Política de privacidad.