Cómo limpiar un colchón

Cómo limpiar el colchón. Consejos para la limpieza de colchones

A pesar de nuestros mejores esfuerzos, a veces le suceden cosas a nuestros colchones que no esperamos. Una simple taza de café, una copa de vino, un ambiente húmedo y muchas otras circunstancias pueden ensuciar y deslucir nuestro colchón. Saber cómo limpiar el colchón te ayudará a no deteriorarlo y mantenerlo en perfectas condiciones de uso.

Cómo limpiar un colchón. Recomendaciones generales

Lo primero que hay que decir es que no es recomendable lavar los colchones aunque su tapicería sea desenfundable, dado que podría penetrar agua en el interior del colchón y si ésta no se evapora existe el riesgo de que se genere humedad y se dañen las cualidades del colchón.

Además, en algunas tapicerías desenfundables se incluyen acolchados que se pueden deteriorar si los lavamos.

A continuación exponemos algunas consideraciones generales básicas sobre cómo limpiar el colchón.

1. Antes de hacer nada, infórmate

Imagina que vas a limpiar una mancha en tu prenda de vestir favorita, en el asiento de tu nuevo coche o en un sofá que significa mucho para ti, ¿serías prudente antes de hacer nada que pudiera deteriorar ninguno de esos objetos, verdad?.

Pues cuando se trata de limpiar un colchón es lo mismo. Trata de obtener todo el asesoramiento necesario antes de empezar con la limpieza, sobretodo, lee las instrucciones y recomendaciones del fabricante. En el caso de los colchones Flex, puedes ponerte en contacto con su servicio técnico a través de su página web: www.flex.es.

2. Sé prudente con lo que haces

Si estás tratando de limpiar un derrame grande en una parte visible de tu colchón, empieza primero por una zona menos visible para ver si la limpieza que vas a llevar a cabo funciona.

Cuando empieces a aplicar agua, jabón o cualquier otro tipo de limpiadores, comenzar con una cantidad muy pequeña. Limpiadores a veces más agresivos que son capaces de limpiar graves manchas como el chocolate o el vino también puede dañar la tapicería de los colchones.

3. Secar cualquier humedad

Ten en cuenta que el moho prospera en ambientes húmedos. No vamos a solucionar un problema creando otro. Siempre que hay agua, detergente, o cualquier otro líquido sobre el colchón, asegúrate de que está completamente seco antes de cubrirlo con cualquier tipo de ropa de cama o sábanas.

4. Tener en consideración limpiadores alternativos

Aunque algunos te puedan recomendar un limpiador de tapicerías, un poco de agua y jabón de toda la vida pueden ser nuestros mejores aliados en la limpieza de colchones.

Dependiendo del origen de la mancha, hay muchos productos dónde elegir. Aquí están algunos ejemplos de opciones específicas par la limpieza de distintos tipos de manchas:

Manchas de sangre. Si tienes una mancha de sangre en el colchón, puedes intentar quitar la mancha con una pequeña cantidad de peróxido de hidrógeno.

Orina en los colchones. Si necesitas limpiar la orina de un colchón, puedes probar una combinación de bicarbonato de sodio y peróxido de hidrógeno. Más información: cómo quitar la orina de un colchón.

Moho. Si tu colchón tiene manchas de moho, la exposición a la luz solar directa puede ayudar a su limpieza. La humedad es generalmente el culpable detrás de las manchas de moho.

Caso práctico: Limpieza de una mancha del colchón.

Limpieza del colchón. Caso práctico
Limpieza del colchón. Caso práctico

1. Con un trapo impregnado de solución de agua y jabón abundante puedes eliminar manchas si el colchón las tiene, también puedes utilizar una solución de agua con detergente o limpiador comercial que utilices habitualmente en casa (no incluir lejía ya que sería demasiado agresivo en un colchón).

2. Una vez quitada la mancha o limpiada la superficie, es importante secar toda la superficie con secador, ya que el aire caliente y seco, permitirá eliminar la solución acuosa rápidamente de la superficie sin posibilidad de supervivencia de las esporas generadoras de moho.

3. Es muy importante que ventiles la habitación durante y después del proceso de limpieza del colchón, siempre utilizando guantes y a ser posible, con ropa que luego sea desechable.

4. Tras la limpieza , secado y ventilación, se puede encender la calefacción a un nivel más alto de lo habitual e instalar un deshumidificador (si es posible), ya que se debe reducir la humedad relativa al 40-45% durante varias semanas, ventilando más de lo habitual. En un ambiente muy seco y bien ventilado es mucho más difícil que las esporas encargadas de la reproducción del moho sobrevivan o se dispersen afectando otras zonas o muebles .

Prevención de daños de colchones – la solución Ideal

Lo ideal es prevenir la aparición de manchas y deterioros en el colchón para no tener que limpiarlo. Aunque posiblemente no podemos anticipar todo lo que puede ir mal con un colchón, hay cosas que se pueden hacer para tratar de proteger el colchón de accidentes y derrames cotidianos comunes.

Una de las mejores maneras de evitar las manchas en el colchón es utilizar una funda de colchón de alta calidad. Por supuesto intentar no llevar para cama bebidas, alimentos y otras cosas que podrían fácilmente derramarse y provocar manchas. Aspirar el colchón con cierta regularidad, ayuda a su mantenimiento y previene la aparición de manchas.

Si te encuentras en la desafortunada situación de tener que limpiar una mancha importante en tu colchón, siempre es recomendable buscar el asesoramiento del fabricante del colchón antes de hacer nada. Dependiendo del tipo de colchón y del tipo de manchas que tienes, se pueden recomendar diferentes enfoques para una óptima limpieza del colchón.

2 thoughts on “Cómo limpiar el colchón. Consejos para la limpieza de colchones

  1. Gracias por los datos, Todo lugar de descanso debe de tener un adecuado aseo pues el exceso de polvo atare distintos insectos que podrían perjudicar nuestra salud ademas de dar un mas aspecto si los muebles de descanso permanecen sucios, tales como colchones, sillas y salas. Debemos conseguir los productos y/o productos que limpien a profundidad y mantengan una buena vista a nuestro hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¡Gracias por comentar!. Al enviar tu comentario estás aceptando nuestra Política de privacidad.