628 456 728

Colchones de viscoelástica Flex y Dormilon

Con un colchón de viscoelástica en tu cama mejorarás tu descanso

Colchones de Viscoelástica de Flex

Todos los colchones de viscoelástica de Flex tienen una densidad mínima de 50 kg/m3 que es la densidad mínima aceptable para un colchón de viscoelástica.

¿Cómo mejora tu descanso un colchón de viscoelástica?:

  • Sentirás tu cuerpo arropado en un molde perfecto y mullido. Notarás un efecto agradable al tumbarte, la viscoelástica se adapta a tu cuerpo.

  • No notarás la presión del colchón sobre ti. Estos colchones reducen la presión ejercida sobre el cuerpo y favorecen la circulación sanguínea.

La viscoelástica es un material que reacciona al peso y a la temperatura, reorientando su estructura para adaptarse al contorno del cuerpo repartiendo el peso de forma homogénea.

La característica principal de un colchón de viscoelástica es su capacidad de adaptarse a nuestro cuerpo, que lo convierte en el colchón de mayor adaptabilidad. Pero precisamente a causa de esta adaptación, son colchones que dan mucho calor ya que una parte importante de nuestro cuerpo está en contacto directo con el colchón impidiendo la circulación del aire.

Tiene una estructura de celdas más cerrada que la de otras espumas para permitir una recuperación más lenta.

En los colchones de viscoelástica de alta densidad (80 kg/m3), las celdas son homogéneas y abiertas por lo que dan menos calor. Si son de baja densidad, las celdas no son tan homogéneas.

Los colchones de viscoelástica se adaptan perfectamente al contorno corporal, pero no dan un soporte adecuado por sí mismos, por lo que se combinan con otro núcleo, normalmente de HR.

Si el bloque de uno de estos colchones sólo fuera de viscoelástica, se correría el riesgo de un hundimiento excesivo y la espalda adoptaría malas posturas.

Gráfico densidades viscoelástica
Gráfico densidades viscoelástica

Densidad de los colchones de viscoelástica

Un factor clave para determinar la calidad de un colchón de viscoelástica es su densidad.

Los colchones viscoelásticos pertenecen al grupo de colchones de espuma con memoria (absorben el calor corporal y se vuelven más blandas en las zonas de contacto con el cuerpo), que suelen ser más densos que los colchones de espuma normal y por lo tanto más pesados.

En un colchón viscoelástico a mayor densidad mejor comportamiento. Una visco poco densa se hunde en exceso y reduce la movilidad, aunque es mucho más barata.

La densidad límite aceptable es 50 kg/m3, siendo la densidad recomendable y de buena calidad la de 80 kg/m3.

Ventajas del colchón de viscoelástica:

  • Efecto agradable al tumbarse.

  • Reduce los puntos de presión del colchón sobre el cuerpo.

  • Se adapta perfectamente a nuestro cuerpo.

Inconvenientes del colchón de viscoelástica:

  • Dificulta la movilidad debido a su efecto "atrapamiento".

  • Mala transpirabilidad.

  • Da bastante calor.

Para ver los precios de todas las medidas disponibles pulse sobre el nombre o la imagen del producto.

 
Oferta Colchones Flex - Descuento 50%